Cruz Latina

La cruz latina fue un símbolo para los cristianos de la fe, reemplazando al cordero, pescado, alfa / omega y al fénix como emblemas. Anteriormente se consideraba un símbolo pagano, con varios padres de la iglesia primitiva que objetaban su uso. También es conocida como «crux immissa» o cruz romana.

La cruz latina: significado

La cruz católica más conocida es la cruz latina, que para los cristianos representa la cruz de la crucifixión de Jesús. Cuando se muestra con la imagen de Cristo, se llama crucifijo.

Crux immissa

Es la forma tradicional que los cristianos utilizan para representar esta cruz Cristiana («Immissa» significa «insertado»). La crux immisa se construyó a partir de una larga estaca vertical con una viga transversal horizontal (llamada «patibulum») insertada en la parte superior de la estaca vertical. Las víctimas eran clavadas a la estructura con los brazos extendidos a ambos lados del pátibulo. Sus pies estaban clavados juntos o por separado en la parte inferior del poste vertical.

crux immissa

La cruz latina en el cristianismo

La cruz romana es el símbolo más reconocido utilizado por la Iglesia cristiana en la actualidad, pero sus orígenes son anteriores al cristianismo. La esvástica es una forma de cruz mucho más temprana y se originó en India miles de años antes de que se estableciera la Iglesia Católica. La esvástica fue adoptada por varias culturas europeas y apareció en la cerámica griega ya en el siglo VIII a. C.

La religión judeocristiana la adoptó la cruz en el siglo II y se utilizó para alejar a los demonios, tal como lo habían hecho los paganos. En la mitología nórdica, el símbolo también era un símbolo mágico que desviaba el mal y traía buena suerte.

Fue durante la época del emperador Constantino en el Concilio de Nicea en 324 DC que el cristianismo adoptó la cruz latina que hoy conocemos como símbolo principal de Jesús.

La cruz reemplazó a la vesica piscis o pez ‘Ichthus’ con el que Jesús estuvo originalmente asociado y se convirtió en el símbolo más ampliamente conocido en el mundo moderno.

Los chakras en la cruz romana

Los cristianos están familiarizados con la cruz romana que representa la salvación, ya que se dice que Jesucristo sacrificó su vida para salvar a la humanidad. Cuando Jesús resucita, vence la muerte, por lo tanto, la cruz representa la inmortalidad.

Pero otro significado que podemos extraer de la crucifixión es que Jesús, clavado en la cruz, representa los siete chakras y Cristo es el tercer ojo que los investigadores conectan con la glándula pineal ubicada en el centro de la cabeza. Gólgota, el montículo en el que Jesús fue sacrificado, significa «el lugar del cráneo».

La cruz tiene cuatro bordes que representan los cuatro chakras inferiores, y los tres clavos utilizados para fijar a Jesús en la cruz representan los tres chakras superiores. Poner los chakras en equilibrio permitiría alcanzar un estado superior de conciencia y «ascender al cielo».

Cuando Jesús muere y resucita, se convierte en el ser supremo y se reconecta con el «Padre». La filosofía oriental describe este proceso como alcanzar la «Verdad absoluta».

Los budistas describen este escenario como Nirvana, por el cual ya no se siente sufrimiento o deseo y el cuerpo se libera de los efectos kármicos de la muerte. Para los monjes, este es su objetivo final.

Comprar cruz latina

La cruz latina puede ser un accesorio discreto y muy elegante para utilizarlo tanto en la vida pública o como en privado. Aquí podéis ver algunos de los objetos que tienen una crux immisa:

Ver precios en Amazon

 

Definición de planta de cruz latina

Es el plan arquitectónico de una iglesia que tiene la forma de la cruz en la que Cristo fue crucificado, el evento central en la historia cristiana de la salvación. Los planos de cruz latina (a diferencia de las igleasias con forma de cruz Griega) se componen de una nave, generalmente flanqueada por pasillos, capillas o ambas, un crucero que sirve como los brazos de la cruz y un ábside donde se coloca el altar principal. El Concilio de Trento declaró que el plan de la cruz latina era el más adecuado para la liturgia de la misa, ya que permitía que todo el enfoque se colocara en el altar donde se llevaban a cabo las ceremonias. Como resultado, los arquitectos activos en los primeros años de la era barroca rechazaron los experimentos del Renacimiento con el tipo de plan central y, en cambio, construyeron iglesias longitudinales.

Cruz latina, símbolo de representación

La cruz católica es característica por representarse con una estaca vertical clavada del suelo atravesada en su parte superior con otra estaca horizontal. Aquí podemos ver varias imágenes de la cruz latina: