Cruz Satánica

La Cruz Satánica, también conocida como la Cruz del Leviatán o la Cruz de Satanás, es un símbolo complejo formado por varios componentes. Veamos a continuación de dónde viene y qué representan estas cruces y su significado.

Símbolo de la cruz satánica

En la parte superior del símbolo está la doble cruz (también la cruz ortodoxa y la cruz de Caravaca se caracterizan por esto) en la que la barra transversal inferior generalmente se representa más ancha que la de arriba. La doble cruz se encuentra en el centro de uno de los símbolos más intrigantes y enigmáticos que los humanos conocen: el signo del infinito que se parece a la figura «8» acostada de lado.

Es quizás esta desviación de lo que generalmente son representaciones antiguas simplistas (por ejemplo, el triángulo simple y el triángulo invertido utilizados para simbolizar fuego y agua respectivamente) lo que le da a la cruz satánica el atractivo, sensación de misterio y poder. Quizás también sea un indicio de lo macabro, eso que la hace tan memorable … y popular.

Significado de la cruz satánica

En el satanismo, el énfasis está en el individuo por encima de lo sobrenatural o lo colectivo. Esta perspectiva se puede ver en el sello de Baphomet, el logotipo oficial de la Iglesia de Satanás, donde el pentáculo tradicional se invierte para que un solo punto de la estrella apunte hacia abajo.

Se dice que la posición más alta del travesaño en una cruz tradicional Cristiana indica sumisión a un poder superior. Por otro lado, la inversión de LaVey habría indicado que sus creencias eran lo opuesto y que vivió su vida consigo mismo como centro.

cruz satanica

También existe la asociación con el signo de «igual», formado por los dos travesaños horizontales, que debe explorarse en cualquier estudio del significado de la cruz satánica. Se puede interpretar como un emblema de la creencia de que las vidas de todos son iguales.

Por otra parte, el símbolo de infinito es uno de los símbolos paganos más conocidos que hay. Fue introducido como el símbolo matemático para representar el «infinito», por el matemático inglés John Wallis, en 1655. Se dice que Wallis usó el este símbolo porque, en escritora romana, el número ‘1000’ era CIƆ o CƆ, una representación que podría usarse para significar cualquier cosa en grandes cantidades.

Otra teoría es que es una representación estilizada de la letra griega ω (omega). Omega es la última letra del alfabeto griego y, por lo tanto, indica los límites de algo.

No está claro dónde y cuándo el símbolo del infinito llegó a jugar un papel en el paganismo. Existe cierta literatura que sugiere que los antiguos egipcios usaban un símbolo similar para referirse a las fuerzas del caos de donde nació el universo.

Sin embargo, los paganos están más familiarizados con la imagen a menudo vista del ‘8’ horizontal como una serpiente que se come su propia cola. Se considera que esta criatura es el signo de la naturaleza interminable del alma y el universo, vinculándola con los conceptos de renacimiento y resurrección.

En ciertos dibujos de la cruz de Satanás, la imagen de la serpiente se muestra en la base de la cruz. El Leviatán fue un terrible monstruo marino del que se habla en la Biblia hebrea y la historia de su derrota alude a las batallas de héroes contra serpientes marinas que se pueden encontrar en la mitología mesopotámica, hindú y nórdica.

Comprar cruz satánica

Para aquellos que les apasiona esta cruz, aquí os dejamos algunos modelos para que podáis comprar vuestra cruz satánica.

Ver precios en Amazon

 

Cruz de Satanás: de fuego y azufre

La cruz satánica fue originalmente el símbolo del azufre. La asociación del azufre con el satanismo es bastante anticuada, y tiene su origen en su uso como símbolo del azufre por los alquimistas europeos. Además, fue uno de los tres elementos especiales que los alquimistas agregaron al clásico sistema aristotélico, siendo los otros dos la sal y el mercurio.

cruz satanica serpiente

El azufre cuando se expone a una llama, se quema de una manera que es muy diferente a cualquier otro elemento que conozcamos ya que la sustancia se licua antes de arder con una llama azul pálido. Para un antiguo observador, el fenómeno habría parecido que un sólido se hubiera derretido y empezado a arder con una llama de otro mundo.

Es debido a este comportamiento que las personas observaron el azufre de manera desconfiada desde hace mucho tiempo. De hecho, azufre significa «piedra ardiente», o la «piedra que arde».

Sin embargo, su asociación con el Diablo y el Infierno tiene más que ver con la geología que con cualquier otra cosa. Los depósitos de azufre a menudo se encuentran en áreas que muestran niveles elevados de actividad volcánica. También se encuentran en las cercanías de las aguas termales.

Esto es especialmente cierto en el Medio Oriente y el Mediterráneo, donde las tres religiones abrahámicas tienen su origen. Se dice que la región donde se ubicaban supuestamente las ciudades bíblicas de Sodoma y Gomorra tenía grandes depósitos de azufre. La Biblia dice que estas dos ciudades fueron destruidas en una lluvia de «fuego y azufre».

La cruz invertida satánica

La forma general en la que las personas ven las cosas es que si se invierte un símbolo, la forma resultante debe indicar lo contrario al significado original. En teoría, eso es completamente lógico y vemos que esta creencia funciona en la representación pareada de muchos símbolos antiguos.

cruz invertida satanica

El agua está representada por un triángulo con su único vértice apuntando hacia arriba, mientras que el elemento complementario, fuego, se representa como un triángulo con el vértice apuntando hacia abajo. En la tradición oriental, el símbolo del hombre y la mujer, el yin y el yang, también son formas complementarias y opuestas.

Según esa lógica, con la cruz invertida satánica, obtendríamos el símbolo de lo opuesto a Jesús o Dios: Satanás. Esa es quizás la forma en que Anton LaVey, fundador de la Iglesia de Satanás, imaginó las cosas cuando adoptó la Cruz de Leviatán como el símbolo de su Iglesia.

Por ello, la cruz invertida se ha convertido en un símbolo muy popular de creencias anticristianas por muchos satanistas y otros practicantes de Wicca y religiones asociadas.